Cargando...

Consideraciones Generales

  1. Esta información es brindada a título personal, sin perjuicio de lo dispuesto por las Acordadas 9/2014 y 42/2017 de la CSJN.
  2. Los bienes inmuebles están identificados por el lugar en el que se encuentran (ciudad y barrio), el tipo de edificación, su superficie, el origen de los fondos que justifican su ingreso al patrimonio y el destino de los mismos, evitándose colocar la dirección por razones de seguridad.
    Este tipo de descripción (tipo de edificación, metros cuadrados y ubicación), a diferencia de la que sólo se basa en la valuación conforme a la Ley de Bienes Personales permite no sólo tener una percepción actualizada del valor de mercado de cada inmueble, sino también comparar a valores reales de medición (valores constantes) el total del patrimonio inmobiliario del declarante1. De este modo se sortean tres cuestiones tradicionalmente no resueltas en el formato clásico de las DD.JJ.:
    • se evita que el valor a computar por cada inmueble -fuertemente irrepresentativo del valor real o de mercado- oculte el verdadero patrimonio del declarante1;
    • se sortean las vicisitudes derivadas de la venta de un inmueble, hecho que suele generar una distorsión en el patrimonio global, pues se registra el egreso del valor del inmueble al valor fiscal declarado y se produce el ingreso del monto de la venta, que es un valor de mercado (en general sustancialmente mayor), generando la percepción de un fuerte enriquecimiento cuando en realidad no lo ha habido;
    • se posibilita la comparación interanual del patrimonio con parámetros relativamente constantes, pues permite leer retrospectivamente el de los años anteriores (sumando las superficies, y el valor actual del m2 en esa zona) para detectar cual ha sido la evolución patrimonial inmobiliaria del declarante.
  3. La tenencia de dinero y las existencias bancarias están identificadas por el tipo de cuenta bancaria y su denominación monetaria, la entidad en la que se encuentra depositado, el país de su localización, y el monto convertido a pesos al 31 de diciembre de año correspondiente, sin el número de la cuenta por razones de seguridad.
  4. La deuda contraída con el Banco Ciudad por el préstamo UVA otorgado está valuada conforme la Ley que regula el Impuesto a las Ganancias.
  5. Categoría fiscal del declarante en el Sistema de Perfil de Riesgo de la AFIP: “A”.
    La Resolución General AFIP 3985/2017 creó el “Sistema de Perfil de Riesgo (SIPER)”, como “herramienta de categorización que refleje de manera precisa y rápida el comportamiento fiscal del universo de contribuyentes y/o responsables”. El art. 4 de esa Resolución General dispone que los contribuyentes serán evaluados “mensualmente y de acuerdo con el comportamiento observado se asignará a cada contribuyente y/o responsable alguna de las CINCO (5) categorías (A, B, C, D y E), que en orden de riesgo creciente se indican a continuación: Categoría A: Muy Bajo; Categoría B: Bajo; Categoría C: Medio y Nuevas Altas; Categoría D: Alto; Categoría E: Muy Alto”.

1La ley 23.966, que prevé el Impuesto a los bienes personales, luego de la reforma introducida por la ley 27.480 dispone en su art. 22 que los inmuebles adquiridos, y situados en el país, se valúan: Principio general: “al costo de adquisición o valor a la fecha de ingreso al patrimonio” detrayéndose el importe que resulte de aplicar a dicho valor el DOS POR CIENTO (2%) anual en concepto de amortización. El valor definido se repotencia por “el índice de actualización mencionado en el artículo 27 referido a la fecha de adquisición o de ingreso al patrimonio, que indique la tabla elaborada por la DIRECCION GENERAL IMPOSITIVA para el mes de diciembre de cada año”. Excepción al principio: el valor a computar no podrá ser inferior la base imponible del impuesto inmobiliario correspondiente al mismo período vigente al 31 de diciembre de 2017, el que se actualizará teniendo en cuenta la variación del IPC que suministre el INDEC, operada desde dicha fecha hasta el 31 de diciembre del ejercicio fiscal de que se trate.